Cada vez que vemos un anuncio, gráfica publicitaria, ficha técnica… de un aparato de aire acondicionado, nos encontramos con que suele aparece una palabra “Inverter“. O la locución “Con tecnología Inverter“. Puede que incluso ya lo estés oyendo en una amplia gama de electrodomésticos como frigoríficos o lavadoras. Pero ¿Qué es realmente este tipo de tecnología?, ¿es relevante para el bolsillo?, ¿merece la pena invertir en un aparato “Inverter”? vamos dar un repaso a estas preguntas, ¡acompáñanos!.

 

¿Qué es la tecnología Inverter?

Los electrodomésticos y los aires acondicionados han llevado hasta hace unos años un tipo de tecnología que se puede denominar como “Encendido/Apagado” (ON/OFF). Es decir, que pasaban de estar completamente apagados a pasar al máximo de su funcionamiento, en un momento, desde el arranque, o todo o nada. Y una vez alcanzado el potencial deseado (en el aire acondicionado, la temperatura deseada) estos se apagaban, volviendo a repetir el ciclo desde el principio, cuantas veces fuese necesario mientras estuviéramos usándolo.

Pero la tecnología Inverter cambia radicalmente el funcionamiento de estos aparatos mediante un componente electrónico que hace la veces de “dosificador”. El momento de máximo consumo en un aparato no Inverter es el arranque, pues, mediante este sistema conseguimos que el arranque sea progresivo y gradual, con lo que conseguimos que el aparato sufra menos del cambio de estado radical y, por otro lado, un menor consumo eléctrico.

Pero este tipo de electrodomésticos, integran, además, una función de “vuelta a la calma” gradual, o más técnicamente que el compresor mantenga un funcionamiento constante, con lo que se consigue que se ahorre en electricidad, pues evitamos esos arranques y parones que decíamos anteriormente. Además, esto conlleva que la temperatura en una habitación, por ejemplo, no varíe.

 

¿Es relevante para el bolsillo?

Como ya habéis deducido, este tipo de tecnología, favorece el ahorro económico y, principalmente, energético, a la par que favorece el mantenimiento de los aparatos y alarga su vida útil, lo que conlleva un mayor tiempo entre compras y reparaciones. Lo que se agradece notablemente.

 

¿Merece la pena invertir en un aparato Inverter?

Evidentemente, cualquier tipo de maquinaría que reduzca el consumo eléctrico en nuestros hogares es material para que realicemos un estudio personalizado en nuestro hogar, y veamos el uso que le vamos a dar y el rendimiento que esperamos recibir en calidad/precio/consumo.

Aunque puestos a realizar una inversión significativa, deberíamos unir esta tecnología Inverter con un grado de eficiencia energética lo más alto posible. En el artículo de este Blog “¿Que es la clasificación energética?“, el cual os recomendamos que leáis, o releáis, pues la combinación de estos dos elementos nos puede conllevar un ahorro notable en muy poco tiempo, siempre teniendo en cuenta cuáles son nuestras necesidades energéticas.

 

También podéis pasar por nuestra sección de electrodomésticos, en la que encontrareis ofertas muy interesantes en este tipo de combinación energética.